A finales del 2019, Latinoamérica fue escenario de múltiples acontecimientos que atravesaron el continente de sur a norte y se expresaron mediante protestas sociales que cuestionaron -y cuestionan- los liderazgos y sistemas políticos que protagonizan la región, como así también, los programas económicos. Para América Latina, el año 2019 significó un crecimiento cuantitativo y cualitativo de la protesta social que, como en otros escenarios temporales, se manifestó de manera desigual y combinada en los diferentes territorios.

En el repaso de los acontecimientos de los últimos años en Latinoamérica, se puede observar que las protestas se desarrollan en distintos países, con gobiernos de signos políticos diferentes, mediante demandas anudadas en diversos colectivos sociales y con variados contenidos; surgen de allí interrogantes que guían los debates recientes sobre la región pero que están anclados en discusiones clásicas y contemporáneas de las ciencias sociales y a las que se orienta el presente dossier: ¿cuáles son los contenidos y la configuración de las protestas sociales de los últimos años en el continente? ¿quiénes son los sujetos que encabezan las demandas?, ¿mediante qué repertorios se manifiesta la protesta?, ¿cómo responden los sistemas democráticos de la región? Y ¿qué historicidades atraviesan a estos fenómenos sociales?

Publicado: 30-03-2020

Número completo